¡Sin mucho es mejor!

Blog in English

Bebé acostado en una cuna boca arriba con legenda que lee “#SeguroAlDormir, #SinMuchoEsMejor”

Pura alegría y entusiasmo mezclado con un montón de ansiedad. Son algunas de las emociones que conlleva traer a un recién nacido a casa. Tal como los papás primerizos descubren rápidamente, los bebés pasan la mayor parte del tiempo durmiendo en los primeros meses de vida. Por eso, una de las mejores cosas que usted puede hacer por su pequeño tesoro es brindarles un lugar seguro para dormir, libre de aglomeramiento y artículos de sobra . Tal vez sienta el impulso de convertirse en una Martha Stewart y decorar la cuna de su bebé con tiernas almohadas, animales de peluche y cobijas acolchadas o mantas adorables,  pero la CPSC quiere recordarle a los papás que “Sin mucho es mejor“.

Casi la mitad de las muertes en cuna y dos terceras partes de las muertes en moisés reportadas a la CPSC cada año son por asfixia causada al poner a los bebés a dormir sobre almohadas o cobijas acolchadas, y/o saturar con artículos el lugar en el que duerme el bebé.

Según la Academia Americana de Pediatría, alrededor de 3,500 muertes de bebés cada año en los Estados Unidos se relacionan con el sueño, incluidas las muertes por muerte de cuna (conocida también como síndrome de muerte súbita infantil o SIDS, por sus siglas en inglés).

Es posible prevenir muchas de estas muertes. Mamás y papás: sigan nuestros consejos y asegúrense de que otros miembros de la familia y cuidadores también lo hagan. Estos consejos pueden, literalmente, salvar la vida de su bebé.

Dormir boca arriba

  • Siempre acueste al bebé a dormir boca arriba; hacerlo ayuda a prevenir la asfixia y reduce la incidencia de la muerte de cuna.

Las almohadas y los bebés no van juntos

  • El hecho de que un cojín o almohada sea suave y lindo no significa que sea adecuado para su bebé.
  • Nunca coloque almohadas (de ningún tipo, incluidas las diseñadas para la lactancia), mantas, cobijas o edredones acolchados debajo de su bebé.
  • Su bebé puede sentirse abrigado sin tantas prendas o artículos alrededor.

El lugar donde duerme

  • Asegúrese de que la cuna, el corral y el moisés que usa su bebé cumplen con las normas vigentes de la CPSC. Siga las instrucciones del fabricante para ensamblar corralitos para bebé y no agregue acojinado adicional, como almohadas, cojines, cobijas, mantas u otra ropa de cama.
  • Use un colchón para cuna que sea firme y se ajuste perfectamente.
  • Verifique con frecuencia la cuna y cerciórese de que no tenga componentes o tablillas sueltos, faltantes o rotos.
  • Mantenga los cables de los monitores para bebé, lámparas, teléfonos y luces de noche a por lo menos 3 pies de distancia de la cuna. Los niños pueden enredarse los cables alrededor del cuello y estrangularse.
  • Asegúrese de verificar que los artículos del bebé no estén retirados del mercado.
  • Suscríbase aquí al servicio de notificaciones automáticas de la CPSC de retiros del mercado. Algunas notificaciones se pueden recibir en español.

Para conmemorar el Mes de la seguridad del bebé, la CPSC colabora con la Asociación de Fabricantes de Productos Juveniles (Juvenile Products Manufacturers Association , JPMA) y el tema de este año: “Strap in For Safety” (Abrochar bien da seguridad), se enfoca en la importancia de usar correctamente las coreas y cinturones de todos los productos para niños pequeños.

Visite el Centro de Información sobre Cunas de la CPSC, www.SeguridadConsumidor.gov/cunas, donde encontrará recursos informativos para padres sobre cómo mantener seguro al bebé al dormir.

Vea nuestro video 10 Consejos para mantener seguro a su bebé.

También puede visitar la campaña de concientización pública  Seguro al dormir® ( Safe to Sleep®) llevada a cabo por The Eunice Kennedy Shriver National Institute of Child Health and Human Development (NICHD) de los Institutos Nacionales de Salud (National Institutes of Health, NIH) en colaboración con otras organizaciones.

Acueste a su bebé a dormir sin riesgos y recuerde ¡Sin mucho es mejor!

Connect with Me: