Dan, din, dón las horas del reloj… ¡es momento de cambiar la hora y también las baterías de las alarmas de humo y monóxido de carbono!

Ratón subiéndose a un reloj

No, no vamos a recitar la canción infantil de Cri-Cri El Reloj sino que le vamos a recordar algo importante que puede hacer al terminar el horario de verano (Daylight Saving Time). ¿Está listo para “volver atrás” y entrar en acción? Muy bien, entonces, ¡hagámoslo!

Los relojes deben atrasarse una hora a las 2 a.m. del domingo 6 de noviembre; eso significa que también es hora de cambiar las baterías de sus alarmas de humo y monóxido de carbono. Eso puede salvar su vida y la de sus seres queridos.

Algunos datos aleccionadores: la Comisión de Seguridad de Productos del Consumidor de EE.UU. (U.S. Consumer Product Safety Commission, CPSC) estima que hubo más de 300,000 incendios, 2,100 muertes, 12,000 lesiones y daños a la propiedad de $6,000 millones cada año de 2011 a 2013. Según la Asociación Nacional de Protección contra Incendios (National Fire Protection Association, NFPA), alrededor de tres de cada cinco muertes por incendio se producen en viviendas sin detectores de humo o con detectores que no funcionan.

Las alarmas de monóxido de carbono (CO) también salvan vidas, así que asegúrese de tener una y de que funcione bien. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (Centers for Disease Control and Prevention, CDC) estiman que se producen más de 400 muertes por envenenamiento por monóxido de carbono cada año.

Gráfica de localización adecuada de alarmas de humo en el hogar

Esto es lo que usted puede hacer para mantenerse seguro:

  • La CPSC recomienda colocar detectores de humo en todos los niveles de su vivienda, fuera de las áreas para dormir y en los dormitorios.
  • Instale alarmas de humo fotoeléctricas y por ionización.Lea nuestra guía de seguridad Alamas de humo – ¿Por qué, dónde y cuál? (pdf) para más información.
  • Las alarmas de monóxido de carbono deben instalarse en todos los niveles de la vivienda y fuera de cada dormitorio.
  • Mantenga los generadores portátiles al menos a 20 pies de puertas, ventanas y conductos de ventilación.
  • Las personas con dificultades auditivas o sordas necesitan alarmas especiales que tengan luces estroboscópicas y agitadores de camas.
  • Pruebe las alarmas de humo y monóxido de carbono una vez al mes.
  • Tenga un plan de escape para incendios y practíquelo. Una alarma de humo no puede salvar la vida de su familia si no se sabe qué hacer cuando suena. Tenga dos formas de escape de cada habitación y acuerde de antemano un lugar de encuentro en el exterior. Los niños y las personas mayores pueden no despertarse por el sonido de una alarma de humo o no oírlo, de modo que debe haber una persona preparada para ayudar a otros a salir de la casa. Y recuerde: una vez que esté fuera de la casa, quédese afuera.

¿Está listo para cambiar? Es el momento. Cambie la hora, cambie las baterías de sus alarmas de humo y monóxido.

Connect with Me: